Inicio de zonavirus, antivirus
SATINFO

Conozca al enemigo, Open Source

FACCE
martes, 16 de diciembre de 2008

Últimamente se ha venido hablando de la corriente Open Source, la cual, palabras mas, palabras menos, el software debe presentarse en su versión fuente y dejarlo libre para que el público pueda hacerle los cambios y personalizaciones que ellos crean convenientes.



Los seguidores muestran que un gran punto a favor de esta tendencia es que podemos garantizar la seguridad del software porque en caso de que se encuentre algún agujero de seguridad, cualquier programador podrá arreglarlo. El lado negativo de esta tendencia, como con cualquier obra de carácter intelectual es el siguiente, veamos unos casos:



1. He sido testigo de personas que toman el código fuente, cambian los créditos y se ufanan que ellas mismas han hecho el software.



2. Aunque no fue en software, cierto profesor tomó la tesis de una de sus alumnas y la presentó a nombre propio en otro país, y en ese país fue ovacionado y fue recompensado muy bien. La verdadera autora nunca recibió beneficio alguno.



3. Unos creativos inventaron una expresión que tuvo mucha acogida en nuestra cultura, unos individuos piratas, tomaron la expresión y la registraron. Los verdaderos autores ahora no pueden usarla.



4. Un matemático gasta sus noches, tiempo libre y hasta trunca vida social buscando un nuevo método de comprensión de video, para que finalmente otros individuos simplemente lean, implementen el método y se lleven los créditos.



5. Un asesor creó una presentación en PowerPoint, otro asesor simplemente copia esta presentación y la expone como si fuese propia. y habrán mas casos...



Pero veamos la seguridad: Yo trabajo en una empresa que se dedica al desarrollo de software, aquí nosotros tenemos un manual de estándares de programación, de presentación, de documentación, de entrega, de revisión de calidad, y estamos obligados a seguir esos estándares. Hace poco calificamos para el ISO9001, el cual nos obliga a ser mas formales en nuestros procesos. Lenguajes de programación: PL/SQL, Java y C (este último NO se usa en nuevos desarrollos). Programación Orientada a Objetos y uso de Capas. Hablamos el mismo idioma, procedemos de la misma cultura y el proceso de selección hace que sea homogéneo el personal. Con todo esto, todavía se dificulta que uno de nosotros continué con la labor de otro, el proceso de empalme es lento la mayoría de veces.



En un desarrollo global: diferentes idiomas, culturas, cada uno usa el lenguaje de programación que desea, la metodología y los estandares que quiera, nada es homogéneo porque nadie está obligado.



Simplemente el empalme es muy difícil. Muchos programadores prefieren empezar algo de cero en vez de continuar con el desarrollo de otros.



Imaginen que descubren una falla se seguridad en una aplicación, significa que alguien debe asumir unos costos (tiempo del programador, tiempo de máquina, instalaciones, depreciación, capacitación y empalme) para poder resolver este agujero (¿quien asume este costo sabiendo que debe dejarlo libre después?).



Claro, es muy fácil hablar de software abierto y libre cuando lo han hecho otros. Pero si usted es el que lo ha hecho, ¿le gustaría cederlo?. Los seguidores de esta corriente afirman que como yo recibo un servicio gratis (software), yo debo proveerlo igualmente.



Eso sucede en un mundo ideal. Este es un mundo muy competitivo, cada empresa busca disminuir costos y obtener utilidades.



Serán muy pocos los que obrarán con intereses altruistas (y la variedad de software crece como espuma). Siempre debe haber ganancia. Puede llegar un momento en que todos esperarán que otro libere algo nuevo para copiarlo o implementarlo con mejor estética.



¿Será un precio muy alto por la seguridad?.



Se abre la discusión.

RSS Noticias AntivirusRSS Noticias Articulos AntivirusRSS Articulos RSS Descargas AntivirusRSS Descargas

>> Compartir

comparte con tus amigos, zonavirus.com
Redes Sociales en zonavirus

>> FaceBook


© 1998-2019 - pym:sol Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies | Contacto