Inicio de zonavirus, antivirus
SATINFO

Tabnabbing: phishing a través de las pestañas del navegador

msc hotline sat
miércoles, 26 de mayo de 2010

Aza Raskin ha desvelado un nuevo método de modificación de páginas en pestañas del navegador (afecta a casi todos) que puede ser utilizado para realizar ataques de phishing un poco más sofisticados. Está basado en una técnica que permite modificar el aspecto de una página cuando no tiene el “foco” de la pestaña del navegador. El ataque es ingenioso, aunque tiene sus limitaciones.



Cómo funciona



Un usuario navega hacia la página del atacante, que no tiene por qué simular ningún banco o página de login. Simplemente es una página más equipada con un código JavaScript que hará el “truco”. La víctima cambia de pestaña (o de programa, lo importante es que pierda el foco) y sigue con sus visitas cotidianas a otras páginas. Mientras, la web del atacante cambia por completo gracias al JavaScript: el favicon, el título, el cuerpo… todo excepto el dominio, lógicamente. La página ahora podría parecerse a (por ejemplo) la web de login de Gmail. La víctima, vuelve a la pestaña más tarde y piensa que ha caducado su sesión. Introduce su contraseña y ésta viaja hacia el atacante.



Se supone que el usuario bajará la guardia puesto que, hasta ahora, se supone que una pestaña no “muta” a nuestras espaldas y por tanto, si aparece como “Gmail”, por ejemplo, es que lo hemos visitado previamente. Los usuarios que mantengan habitualmente muchas pestañas abiertas, saben que es fácil olvidar qué se está visitando exactamente en cada momento.



Mejoras al ataque



Según el propio descubridor, se podría investigar en el historial de CSS del navegador para averiguar qué páginas visita el usuario y mostrarse como una de ellas dinámicamente, para hacer más efectivo el ataque. Existen otros métodos para incluso averiguar en qué sitios está realmente autenticado el usuario, con lo que la técnica resultaría más efectiva.



Si el atacante consigue incrustar JavaScript en la web real que se quiere falsificar (por ejemplo a través de publicidad contratada a terceros) entonces la página cambiaría sobre el dominio real… y entonces sí supondría un ataque “casi perfecto”.



En directo



El descubridor, en su entrada http://www.azarask.in/blog/post/a-new-type-of-phishing-attack/ superpuesta sobre la página. Cambiará el favicon y el título. Obviamente, el ataque en este ejemplo está específicamente diseñado para que sea “visible”.



Qué aporta el ataque



Supone un método ingenioso y nuevo de intentar suplantar una página. Funciona en Firefox, Opera y (de forma un poco irregular) en Internet Explorer 8. Parece que Chrome no es vulnerable, aunque es posible que aparezcan métodos para que sí lo sea.



Limitaciones



El ataque sigue confiando en que el usuario no tenga en cuenta la URL, por tanto, cuando la víctima vuelve a la pestaña, estaría ante un caso de phishing “tradicional” sino fuera porque la pestaña cambió “a sus espaldas”. Realmente pensamos que no será un ataque puesto en práctica de forma masiva por los atacantes, aunque obviamente puede ser utilizado selectivamente. La razón es que el phishing tradicional, burdo y sin trucos, sigue funcionando y reportando importantes beneficios a quienes lo ponen en práctica sin mayores complicaciones técnicas. Y ambos se basan en que el usuario medio no aprovecha los beneficios de los certificados ni se fija en las URLs donde introduce las contraseñas.



Un ataque “parecido” basado en la superposición de páginas en una web conocida, fue descrito por Hispasec en mayo de 2005. En esa ocasión se escribió “Nueva generación de phishing rompe todos los esquemas” porque en estos casos, la URL del sitio falso (y el certificado) coincidía con la real, esto es: realmente se estaba visitando la web real, y la falsificada se “ponía” encima. Obviamente, este ataque necesitaba de una vulnerabilidad de Cross Site Scripting en la web original. Por desgracia el XSS es el tipo de error más común en estos días, tanto en bancos como en otras páginas importantes que trabajan con credenciales. A pesar de lo efectivo del ataque, no se observaron ataques masivos basados en esa técnica.



Mitigación



Para no sufrir el “tabnabbing”, es necesario fijarse en las URLs antes de introducir contraseñas, como siempre. Desactivar JavaScript para las páginas en las que no se confíe, ya sea a través de la Zonas para Internet Explorer o No-Script para Firefox.



http://www.hispasec.com/unaaldia/4231



Comentario:



Pues una mas del Java… Tendremos que ir con cuidado !



saludos



ms, 26-5-2010

RSS Noticias AntivirusRSS Noticias Articulos AntivirusRSS Articulos RSS Descargas AntivirusRSS Descargas

>> Compartir

comparte con tus amigos, zonavirus.com
Redes Sociales en zonavirus

>> FaceBook


© 1998-2019 - pym:sol Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies | Contacto